Montaje de una impresora 3D Prusa i3 Hephestos (Parte 3/3)

prusai3

En esta Parte 3, y última, vamos a hablar de los pasos posteriores al montaje de la impresora 3D Prusa i3 Hephestos de BQ.

Cuando acabas con el último libro crees que por fin has acabado, ¡pero no!

Ahora toca lo que, en mi opinión, es lo más complicado, y eso es el calibrado de la máquina.

Se trata de poner los tornillos de la base de metacrilato a la altura correcta, y todos a la misma. Pero aunque en principio yo pensé «necesitaremos un nivel», al final no hace falta, la impresora cuenta con una opción para esto.
Antes de encenderla, yo aconsejaría que volvierais al libro 2 y os fijarais en el paso de montaje del tornillo de ajuste para el sensor final de carrera del Eje X. Según vídeos oficiales, éste tornillo tiene que sobresalir por debajo sólo 4mm. Esto no lo explican en los libros, y se habría agradecido que lo hubieran hecho. Lo ajustamos, y ya.
Por fin, se enchufa a la electricidad. Nosotros tuvimos suerte, ya que se encendía a la primera, y al darle a opciones, lo hacía todo correctamente.

Hay que decir que nada más enchufarla, nos encabezonamos con algo que creíamos que era un problema, y realmente no lo era. Al darle a calibrar la placa de metacrilato (opción Level Plate), en principio se queda la punta del extrusor fuera del cristal protector y más abajo de éste. Nos preocupamos por eso, pensando que habría que ajustar tornillos para que quedara más arriba, y todo. Pero no, no era un problema. Al menos esa es la conclusión a la que llegamos por vídeos oficiales de BQ y demás, pero no te lo dicen explícitamente. Así que si ves que a ti te pasa y te tiene mosqueado, olvídate y sigue adelante, porque eso es normal.
Con respecto a la calibración, hay que decir que la hemos calibrado como medio millón de veces. Supongo que es algo que hay que hacer de vez en cuando o cada vez que cambias la impresora de lugar, aunque en algunos foros dicen que es algo que hacen y se olvidan durante un tiempo. Supongo que una vez que la tienes funcionando y fijada en un sitio estable de donde no la vayas a mover, ya puedes olvidarte de calibrarla por un tiempo.

¿Cuánta es la distancia que tiene que haber entre la punta del extrusor y el cristal? Según tutoriales oficiales de BQ, tiene que pasar un folio sin problemas, y que la punta esté pegada al folio, pero sin que haya demasiada resistencia, sólo la justa (si rasca el papel, baja la placa). Nosotros hemos seguido también recomendaciones de gente en foros de darle una distancia del grosor de 2 y 3 folios, pero al final nos ha funcionado mejor la de poner sólo uno.
También hemos tenido algunos problemas posteriores, pero hay que decir que el soporte técnico de BQ no es malo, aunque quizá demasiado lento para nuestra impaciencia. Sin embargo, si tienes algún problema, no dudes en contactar con el servicio técnico de BQ, mandándoles fotos o vídeos de tu problema, y ellos te lo solucionarán en cuestión de horas.

Uno de estos problemas fue que la impresora no imprimía correctamente, haciendo como pegotes por toda la pieza. Consultamos con BQ y nos recomendó que actualizáramos el firmware y calibráramos la tensión de los drivers. Éstos pasos te los explican en un manual que hay en bqreaders.com.
Comenzamos bajándonos el software Arduino y el archivo del firmware, cargándolo a la placa RAMPS. Después tuvimos que calibrar la tensión de los drivers de los Ejes X, Y, Z y el extrusor. Desde luego, a la hora de calibrar, es delicadísimo, ya que aprietas el tornillo casi imperceptiblemente y ya ha variado el voltaje demasiado. Así que, un poquito de paciencia.

Y realmente, con esto ya tienes tu impresora 3D montada y funcionando. Ahora el tema es qué imprimir y cómo imprimirlo.

¿Qué se puede imprimir con una impresora 3D? Os sorprenderíais de cuántas «tonterías» (y no tan tonterías) hay para imprimir. Hay varias webs en las que usuarios pueden subir sus modelos 3d para que la gente se las descargue y las imprima. Una de esas webs es Thingiverse.com, en la que puedes encontrar mil chorradas geniales que querrás descargarte para imprimirlas de inmediato.

Sin embargo, también hay cosas mucho más útiles para imprimir con tu impresora. ¿Cómo qué? Pues duplicar tu impresora, imprimiendo las piezas, teniendo que comprar sólo las partes de metal y la electrónica. ¿Qué más? Un escáner 3D. Genial, ¿verdad?

Es una maravilla la de cosas que puedes hacer con una impresora 3D.

Los archivos que te descargas deberás después convertirlos a otro formato, ya que todos están en formato STL, y la impresora sólo reconoce los archivos GCODE. Hay dos programas que están bien para esto y decidir en qué calidad quieres imprimir, y estos son: Cura y Slic3r. Sería adecuado que mirarais BIEN estos programas antes de aventurarte a imprimir nada serio, ya que son programas un tanto complejos. Pero BQ pone a tu disposición perfiles predeterminados para imprimir. Sólo tienes que descargártelos y cargarlos en el programa.

 

Conclusión:

El montaje de una Prusa i3 Hephestos no es TAN complicado, pero como toda máquina, tiene sus dificultades, aunque asumo que estas dificultades disminuyen a medida que vas montando más impresoras, aunque algunos probablemente monten una y no monten más.


Puntos buenos:

  • Montarla te ayuda a comprender el funcionamiento de la impresora.
  • Un buen soporte técnico.
  • Montaje relativamente sencillo.
  • Consistencia de las piezas de plástico.


Puntos malos:

  • Falta de pequeñas explicaciones que podrían facilitar el montaje.
  • Inexactitud de los orificios de las piezas de plástico. Sueldas las tuercas, y bailan igual porque el agujero es más grande que la tuerca. O tienes que dedicarle un tiempo a limar piezas para que puedan entrar en otras y se deslicen dentro.
  • Falta de información sobre el qué hacer después del montaje, como el calibrado, el mantenimiento, y el uso de laca. Sí, está online, pero ¿y si alguien no puede acceder a internet al montarla? Y para las pocas cosas que explican (aunque cruciales), estaría bien que te mandaran un librito más y te lo explicaran también.
  • FAQ bastante escueto.
  • Necesidad de conversión de modelos 3D a formato GCODE. (Falta de compatibilidad con STL).

El último consejo lo haré con respecto a la laca para usar. Supongo que ya sabréis que para imprimir, has de usar una laca para ponerla en la zona de impresión para que las piezas no se despeguen. Bien, pues el error que nosotros cometimos fue el ir a una tienda y comprar el más barato que había. En BQ te dicen que te hagas con una «laca 3D», especial para impresoras 3D. Sin embargo, esta laca te va a salir bastante más cara y eso si la encuentras en tiendas. En el mismo BQ, mientras te dicen «compra laca 3D», te sacan imágenes de laca Nelly. Pues bien, al final compramos esa laca, y no sé qué le echarán a la laca en Nelly, pero estoy pensando en usarlo como adhesivo para todo y tirar el loctite a la basura. Las piezas se pegan al cristal de una forma impresionante. A la hora de ir a despegarla al final de la impresión te las ves y te las deseas para despegarla. ¡Consejo! Comprad cuchillas de vitrocerámica y usadlas de rasqueta. En cuanto entra un poco la hoja de la cuchilla debajo de la pieza impresa, si haces un poco de palanca, sale perfectamente. Y tranquilos porque estas cuchillas están hechas para las vitrocerámicas, así que el cristal no lo rayará (a no ser que seáis unos brutos y las uséis mal).

Desde luego, una impresora 3D es algo que me encantaría tener en mi casa. Es impresionante la de cosas que puedes hacer y la facilidad para duplicarla. Sin embargo, este tipo de impresoras son bastante costosas, y eso de tenerlo en una casa, es bastante difícil. Sólo alguien que realmente le guste tener «juguetitos» y se haya interesado por estas impresoras puede que tenga una en su casa. Puede llegar a ser una herramienta muy útil.

 

Parte 1 | Parte 2

Ani Abia RoaMontaje de una impresora 3D Prusa i3 Hephestos (Parte 3/3)

Comments 1

Deja un comentario